Mi habitación de muñecas, un lugar mágico donde los sueños se hacen realidad

Fotos ©Flordluna (Eva). Con la tecnología de Blogger.

Vestidos de grandes diseñadores....Duyos (9)

| 27 feb. 2017
Este vesido forma parte de la colección de Duyos para la temporada primavera-verano 2014, presentada en septiembre de 2013 en la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid. Bautizada como "Las Veraneantes", se inspira en las tardes eternas de seistas y apacibles lecturas de verano, en las aguas cristalinas, las risas, los polos de hielo y los bailes hasta el amanecer, todo ello reflejado en una imagen impecable  y monocroma en colores apastelados.

Este modelo combina dos prendas, el vestido básico y la túnica poncho, unidas por el escote en un solo conjunto pero diferenciadas gracias al juego de transparencias. Aunque la línea del vestido es limpia y sencilla, contiene elementos expresivos, como la superposición de una prenda holgada sobre otra ceñida, o la transparencia de dos colores, que le dan un toque de sotisficada elaboración.

El vestido interior, confeccionado en crepé de seda aguamarina en el modelo original de pasarela, es un básico entallado, que llega por debajo de las rodillas. Se ciñe con unas pinzas francesas, desarrolladas en diagonal desde la costura, y hasa el centro del seno. El escote en el delantero es recto y desbocado, muy cercano a un escote barco, mientras que en la parte posterior dibuja una profunda U.

La túnica exterior tipo poncho, que Nancy lleva y que en el modelo original de pasarela es de muselina gris perla, es totalmente retangular, con las esquinas redondeadas y los mismos escotes que el vestido base interior.

En la túnica hayu dos ojales para pasar por ellos un cinturón plateado que ciñe y resalta el talle, y que queda por encima de la túnica en el delantero y por debajo de ella en la espalda.





edit

Vestidos de grandes diseñadores...Ana Locking (8)

| 17 feb. 2017
Elegante y teatral vestido que forma parte de la colección de otoño-invierno 2013-2014 de esta diseñadora, presentada en la pasarela de la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid en febrero de 2013. Como un guiño al genial Alfred Hitchcock, la colección toma el nombre de "McGuffin", palabra acuñada por el cineasta para referirse a la excusa que le sirve a un guionista para escribir una trama o una historia, pero sin una gran relevancia, aunque sin ella la historia no podría existir. Con ello la diseñadora propone al espectador desarrollar su propia historia tomando como excusa su diseño de estampado floral e incluso la colección misma.

El vestido de Nancy, de línea corola y largo hasta los pies, aunque sin llegar a cubir el zapato, reproduce con fidelidad el original de pasarela. Destaca por el estampado multifloral, como si de un exquisito bodegón floral barroco se tratase. La silueta corola, puesta de moda por el modisto francés Christian Dior en su primera colección de 1947, se caracteriza por los cuerpos entallados manteniendo los hombros en su sitio, las cinturas marcadas y las grandes faldas de vuelo fruncido o a capa.

El vestido tiene un corte a la cintura, que separa el cuerpo y la falda. El cuerpo es ceñido, con escote a la caja en el delantero y con sisa rematada, sin mangas. La espalda es totalmente lisa y la cremallera del modelo original, que llega hasta la cadera, se sustituye en el vestido de Nancy por velcro fara facilitat el vestido y desvestido de la muñeca. La falda, de vuelo al hilo, recoge la amplitud del tejido en la cintura mediante un fruncido repartido a lo largo de todo su contorno.

La combinación de liso y estampado crea un contraste muy interesante entre la parte alta del cuerpo en negro, con flores pequeñas que van subiendo desde la falda hasta el pecho, dejando la espalda lisa en negro. La falda, en cambio, está estampada en sutotalidad, con flores de inspiración barroca en múltiples colores y de tamaño más grande.





edit

Eva, mi pequeña Blythe

| 9 feb. 2017
Eva, mi pequeña Blythe, está aprendiendo a ir en monopatín... 
y no lo hace nada mal!!!













edit

Vestidos de grandes diseñadores...Ailanto (7)

| 2 feb. 2017
Este precioso vestido de novia de Ailanto pertenece a la colección primavera-verano 2014, presentada en la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid en septiembre de 2013. La propuesta fue inspirada por el trabajo del artista plástico y diseñador de jardines Roberto Burle Marx (1909-1994).
 
El resultado es una colección de aspecto dulce, realizada básicamente en colores pastel y con influencias de la moda de las décadas de los 40, 50 y 70. Enmarcado dentro de esos tonos y esa ingenuidad, y fiel representante de la línea de vestidos de novia de Ailanto, nuestro vestido protagonista presenta una espalda de corte bajo y una líneas rectas y depuradas que terminan en una sutil cola.
 
El vestido de novia que luce Nancy, y que reproduce con mucha fidelidad del original de pasarela, es una sola pieza, un diseño aparentemente sencillo, largo hasta los pies y sin corte en la cintura. SE trata de un modelo de traje que comenzó a aparecer a finales del siglo XIX, ya que hasta entonces todos los vestidos estaban cortados en la cintura. El cuerpo tiene un escote palabra de honor en el delantero, que queda cubierto por un tul con escote a la caja rematado con un bies. Las sisas, sin mangas, están adornadas por una tira de blonda cortada en forma semicircular con un final recto en la parte inferior. El delantero se entalla mediante pinzas, que se abren en pliegues sobre la cadena para crear un precioso vuelo acampanado a la falda, que llega a cubrir los pies. Es un estilo de vestido que recuerda en cierto modo a las novias de Balenciaga que finales de la década de los 50 y principios de los 60, especialmente al traje que diseñó para la reina Fabiola de Bélgica.
 
En la espalda continua el juego de las sisas y de los escotes del delantero. La blonda que remata la sisa en recto esconde un costadillo francés que entalla el cuerpo y genera un profundo escote cuadrado, terminado un poco por encima de la cintura y cubierto también por un tul rematado con un bies. Desde unas pinzas, que marcan la cintura por detrás, la falda se abre en evasé para reposar suavemente sobre el suelo, en una leve insinuación de cola.
 
Este modelo de novia es de color blanco, como ya resulta tradicional desde principios del siglo XX. Sin embargo, anteriormente, los vestidos de novia podían ser de cualquier color. Aunque el blanco para el vestido de novia no se popularizó hasta la década de 1930, en poco tiempo acabó convirtiéndose en la única posibilidad en la cultura occidental y así continuó durante décadas. Más tarde se introdujeron algunos otros colores, aunque siempre neutros y muy claros. Actualmente las coas han cambiado y se utilizan también bastantes los matrices pastel, como el rosa, el lila o el celeste. Algunos diseñadores más arriesgados, como Vera Wang, han introducido franjas en negro, e incluso Yves Saint Laurent se ha atrevido con un total look en rojo.
 
 
edit
Entradas más recientes Entradas antiguas

Lo más visitado

© Design 1/2 a px. · 2015 · Pattern Template by Simzu · © Content La Buhardilla de Nancy