domingo, 10 de julio de 2016

Un rescate.... una segunda oportunidad

Me gusta rescatar muñecas de los mercadillos, no sólo Nancy. Rescatar, adoptar a esa muñeca que ha sido compañera de juegos de alguien, Su amiga, su confidente, la que le ha guardado sus secretos o simplemente esa muñeca que ha tenido arrinconada ya que se la regalaron y no le gustó. Esas muñecas con sus cicatrices de la vida que han vivido acaban viajando de un lado para otro metidas en cajas y llenas de suciedad para ser expuestas día tras día en el suelo en espera de alguien que las quiera comprar.

Me encantan esas muñecas, buscarlas, lavarlas, arreglarlas... en definitiva... darles una segunda oportunidad y no caer en el olvido. Esto ha pasado con mis cuatro Animators de Disney. Las he conseguido a lo largo de este año en un mercadillo y a pesar del trabajo que me ha llevado recuperar su pelo estoy encantada con ellas. Una vez ya han estado limpias y aseadas ha tocado elegir su vestido y... este ha sido el resultado...